Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2021

Regímenes de (hiper)visibilidad: conflictos de la cultura-red desde el pensamiento de Jacques Rancière (IV y final)

Imagen
4. Espacios políticos de lo anónimo La emancipación del espectador-usuario y la creación individual de resistencia colectiva y nuevos espacios crítico-políticos en la red parecen posibles, sin bien es cierto que se produce bajo las demandas del capital, bajo una constante combinación disensual/consensual y bajo la aparente desigualdad de inteligencias. Entonces, ¿es posible una emancipación en la red que no esté mediada por el capital? En este punto, puede ser de ayuda el concepto de metapolítica , a saber, «el pensamiento que pretende terminar con el disenso político mediante un cambio de escena, mediante un desplazamiento desde las apariencias de la democracia y de las formas del Estado a la infraescena de los movimientos subterráneos y de las energías concretas que los sustentan» [1]. Este «cambio de escena» bien puede darse en la «infraescena» de la red, esto es, espacios no mediados por el capital de la web 2.0, espacios virtuales «subterráneos» como la dark web donde se permi

Regímenes de (hiper)visibilidad: conflictos de la cultura-red desde el pensamiento de Jacques Rancière (III)

Imagen
3. Redes sociales: disensos y consensos de la colectividad digital Los espacios sociales de la cultura-red por antonomasia son las redes sociales, lugares que propician la creación de colectivos tanto como la configuración de disensos. Podría argumentarse inocentemente que las redes sociales ofrecen una versión alternativa, mutatis mutandis , de los espacios ideales de la estética relacional abanderada por Bourriaud, generando un «intersticio social para definir comunidades de intercambio que escapan al cuadro económico capitalista por no responder a la ley de la ganancia» [1]. Pero esto implicaría no comprender las lógicas del capitalismo en la cultura-red, un espacio inherentemente caracterizado por el exceso, la acumulación y la saturación donde sí existe una visión imperante cuantitativa del valor, donde se produce una «equivalencia entre valor y visibilidad» [2]. Estos espacios virtuales plagados de identidades aparentes y saturado de imágenes del yo ejemplifican a la perfección